¿Hace unos días apareció la noticia de un perro labrador cuyo intenso color negro se estaba transformando en blanco. ¿El motivo? La mascota padece vitíligo, una patología que solemos atribuir en exclusiva a las personas. Puedes ver más sobre este labrador retriever en su cuenta de Instagram, de la que hemos extraído la foto de portada.

A raíz de esta información, desde IDEA nos planteamos: ¿qué enfermedades compartimos humanos y mascotas? En este post, recorremos algunas de las más habituales. Si te parece interesante, ¡sigue leyendo!

5 enfermedades que compartimos seres humanos y mascotas

1) Diabetes: esta enfermedad es cada vez más habitual entre humanos debido a malos hábitos, que pueden provocar la aparición del tipo 2 de la patología. En los gatos está sucediendo lo mismo y, de hecho, el paso de animal cazador a doméstico y sedentario ha hecho aumentar la detección de diabetes tipo 2 en felinos en las clínicas veterinarias.?

Qué enfermedades compartimos humanos y mascotas - Gato obeso

En el caso de los perros, solo desarrollan diabetes tipo 1. ¿Y qué les pasa a estas mascotas? Que sufren más sed de la habitual, necesitan orinar con mayor frecuencia o que pierden peso, como ocurre a los humanos. El tratamiento de esta enfermedad puede incluir la necesidad de inyecciones de insulina, pero en gatos también es efectiva la pérdida de peso para remitir su diabetes.

2) Problemas en la glándula tiroides: gatos y perros también comparten con los humanos este tipo de trastornos metabólicos, aunque de forma diferente en cada especie. Los felinos pueden desarrollar hipertiroidismo, que genera un metabolismo acelerado, con apetito voraz y pérdida de peso continuada. Puede tratarse mediante terapia de yodo radioactivo, lo que requerirá una cuarentena posterior debido a la radiación.

En el caso de los perros, es mucho más habitual que ocurra lo contrario. El hipotiroidismo provoca que el can esté vago o lento y aumente su peso. La manera de tratar esta afección es a través de la terapia de reemplazo de hormona tiroidea, como se hace en nuestra propia especie.

3) Obesidad: este problema no solo es compartido, sino que la causa del exceso de peso en nuestras mascotas es también del propio ser humano. Debemos plantearnos por qué alimentamos mal a los perros y gatos que viven con nosotros y, además, no les estimulamos lo suficiente para que puedan quemar las calorías extra que les estamos suministrando.

Qué enfermedades compartimos humanos y mascotas - Obesidad

En el caso de la obesidad de las mascotas, es fundamental la concienciación: nuestros compañeros pueden desarrollar la diabetes de la que hablábamos antes, pero también cáncer, dolor en las articulaciones y una pérdida general de calidad de vida. Eliminar la obesidad de perros y gatos es una cuestión de bienestar animal y está en nuestras manos.

4) Cataratas: esta es una de las causas más comunes de ceguera en perros y gatos. Como ocurre a los humanos, las mascotas al envejecer pueden sufrir esta opacidad en el cristalino, que se expande progresivamente por todo el ojo hasta formar una capa neblinosa que impide la visión.

Qué enfermedades compartimos humanos y mascotas - Perro con cataratas

La causa de las cataratas suele ser genética, aunque también aparecen por culpa de lesiones oculares o por la diabetes. La solución es quirúrgica y requiere de la extracción y sustitución del cristalino, con un porcentaje muy elevado de recuperación total de la visión.

5) Lupus: gatos y perros pueden desarrollar dos tipos de esta enfermedad autoinmune, Lupus eritematoso cutáneo (LEC) y Lupus eritematoso sistémico (LES). Algunas razas son más propensas a padecer LES. Entre las felinas, los gatos persa, siamés e himalayo; entre los canes, es más habitual entre tamaños medio-grande, como alaskan malamute, husky siberiano o setter irlandés.

Qué enfermedades compartimos humanos y mascotas - Setter

Los síntomas de LES son variados y pueden incluir cojera (especialmente en gatos), dolores articulares, letargo, pérdida de apetito, fiebre o lesiones en la piel. En el caso de LEC, los problemas cutáneos son los más habituales, con rojeces, llagas e incluso cambios de textura en piel.

El lupus tiene un diagnóstico complejo y puede tratarse para aliviar los síntomas pero, como en el caso humano, no hay una cura definitiva y existe la posibilidad de tener un desenlace fatal. Por ello, es muy importante detectarlo a tiempo y aplicar los tratamientos para LEC o LES que el veterinario estime oportunos.

Qué enfermedades compartimos humanos y mascotas - Gato siamés

Las mascotas requieren de un cuidado especializado, atento a las diferentes enfermedades y lesiones que puede sufrir cada especie y raza. Si quieres dedicarte a mejorar su calidad de vida a nivel profesional, en IDEA puedes formarte como Asistente Técnico Veterinario (ATV) y Auxiliar Veterinario de Animales de Compañía.

De esta manera, podrás trabajar en una clínica y proporcionar el mayor bienestar a perros, gatos y otras mascotas. ¿A qué esperas para empezar tu formación?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *