El hallazgo es sorprendente: una nueva especie de osos híbridos que surge de los grizzlies y los osos polares. Sin embargo, es el resultado del cambio climático y de su impacto sobre la fauna salvaje. Quieres saber más sobre esta curiosa hibridación? Sigue leyendo.

El pizzly: ¿cómo es este oso híbrido?

Se le ha dado los nombres coloquiales de pizzly o grolar. Aunque no se trate de términos científicos, definen bien este nuevo animal: la unión del oso polar (Ursus maritimus) y del grizzly u oso gris (Ursus arctos horribilis).

El pizzly (Ursus arctos x maritimus) se comenzó a ver en el año 2006 en Cánada, en zonas próximas al Ártico. Se caracteriza por su color crema, por contar con garras alargadas y por tener una espalda encorvada diferente a la de los osos pardos como el grizzly.

Osos híbridos: cómo el cambio climático afecta a la fauna salvaje - Grolar

Pizzly por Corradox, CC BY-SA 3.0, via Wikimedia Commons

Sin embargo, su rasgo más determinante como nueva especie es la forma de la cabeza: el cráneo del pizzly es más alargado, una ventaja para capturar presas en el mar con mayor facilidad.

Como contra, tiene molares pequeños en proporción a su cuerpo, lo que le obliga a una dieta mayoritariamente formada por presas muy grasas. Esto contrasta con el grizzly, un animal omnívoro conocido por su voracidad y grandes fauces.

Osos híbridos: cómo el cambio climático afecta a la fauna salvaje - Grizzlies

En los últimos años, se han incrementado los avistamientos de pizzlies o grolares. Uno de los más importantes fue en 2017, cuando se contabilizaron hasta ocho híbridos fruto del apareamiento de una osa polar con dos machos de grizzly.

La fauna salvaje ya sufre el impacto de la crisis climática

A pesar de lo fascinante que resulta esta especie híbrida, la aparición de nueva fauna salvaje como esta es el resultado de diferentes fenómenos provocados por la emergencia climática que vive el planeta.

Los osos polares sufren un gran impacto por el deshielo de los glaciares. En búsqueda de alimento y hábitats más seguros, están realizando importantes migraciones hacia el sur.

Osos híbridos: cómo el cambio climático afecta a la fauna salvaje - Oso Polar (Rocas)

Por su parte, los grizzlies están adentrándose en áreas más septentrionales de lo habitual, ya que la subida de las temperaturas les permite ocupar nuevos espacios a los que se adaptan sin problema.

En las zonas en las que coinciden las dos especies, se ha dado un doble fenómeno: por un lado, compiten por los recursos. Aquí los osos grises tienen las de ganar, ya que, como explicábamos antes, su dieta no es tan especializada.

El otro resultado es el apareamiento, que ha dado lugar al pizzly. Esta descendencia es posible y viable porque las especies tienen un tronco común; de hecho, solo se separaron hace medio millón de años.

Osos híbridos: cómo el cambio climático afecta a la fauna salvaje - Grizzlies (Agua)

El futuro de estos osos híbridos aún es una incógnita, pero algunos especialistas, como Larisa DeSantis (paleontóloga y profesora asociada de ciencias biológicas en Vanderbilt, de la Universidad de Tennessee), defienden que la nueva especie puede tener futuro debido a sus ventajas evolutivas.

La paleontóloga plantea que el pizzly puede ser más resistente a los cambios de temperatura, así como encontrar unas fuentes de alimento más amplias que los osos polares. De momento, debe estudiarse este tipo de aspectos, pero lo que se ha constatado es un aumento del número de osos híbridos.

Osos híbridos: cómo el cambio climático afecta a la fauna salvaje - Oso Polar (Cabeza)

Al mismo tiempo, las poblaciones de Ursus maritimus descienden de forma preocupante y se calcula que, en 30 años, se perderá hasta un 30% de los ejemplares existentes.

La propia DeSantis explica que animales tan especializados como el oso polar tendrán muy difícil competir con especies más generalistas. Con la transformación de los ecosistemas, esta situación se dará cada vez más y el futuro del oso polar es una incógnita.

La situación ante el cambio climático es desoladora para la biodiversidad y los científicos alertan de que puede dejar el campo allanado para las especies híbridas, que sustituirían a las originarias. Como alerta Larisa DeSantis, “el oso polar tan solo es el canario en la mina (los canarios se usaban en las minas porque eran los primeros en morirse si había gases tóxicos) explicándonos lo mal que están las cosas”.

Osos híbridos: cómo el cambio climático afecta a la fauna salvaje - Oso Polar (Migración)

¿Te interesa la aparición del pizzly y su contexto? Sigue el enlace para leer la publicación de Live Science, que nos ha servido como fuente para este post. Además, en National Geographic en Español también se hicieron eco de estas informaciones.

Si te apasionan los animales salvajes, ¿por qué no especializarte y trabajar en este campo? En IDEA encontrarás diversos cursos de fauna salvaje: ¡sigue el enlace y encuentra el que más se adapta a ti!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *