El bienestar del perro comienzan por su alimentación, exactamente igual que en el ser humano. Una dieta adecuada es necesaria para garantizar su salud y longevidad. Pero, ¿conoces las claves de la nutrición canina? ¿Qué errores se suelen cometer? ¡Vamos a intentar resolver estas preguntas!

¿Por qué es importante la nutrición canina?

La manera más sencilla de responder a este tipo de cuestiones es comenzar por situaciones reales. De hecho, este post surge de dos experiencias vividas durante el periodo navideño, momento en el que no solo descuidamos nuestros hábitos, sino los de nuestras mascotas.

La primera es la visita a una clínica veterinaria ante una grave enteritis del perro de un familiar próximo. La Asistente Técnico Veterinario nos explicó que seguramente, en una distracción, el perro había comido alimentos que no debía durante alguno de los banquetes navideños.

Nutrición canina - Setter irlandés

Al tratarse de un perro mayor (10 años), de raza pequeña (menos de 10 kilogramos) y un historial de problemas gastrointestinales, debe prestarse especial atención a su nutrición, que no tiene que salir nunca de lo prescrito por su veterinaria y ATV.

Como la especialista recalcó, durante la Navidad reciben una mayor cantidad de visitas por este tipo de situaciones. Por un lado, porque no estamos tan encima, por otro, porque humanizamos la dieta de nuestras mascotas. Además, nos recordó que los perros saben exactamente a quién tienen que pedir a la hora de ganarse unos premios que suelen estar lejos de ser reconfortantes para ellos.

La segunda experiencias con perros cercanos estos últimos días responde a otro clásico navideño: la mascota se ha conseguido hacer con parte de la comida que se estaba preparando para una cuantiosa cena. Por supuesto, esto acabó por causar molestias al animal, pero no tan graves como en el caso anterior.

Nutrición canina - Tarta

Una correcta nutrición canina es la base de la salud de cualquier mascota. Su instinto les hace alimentarse de todo lo que les parezca comestible: somos nosotros quienes debemos velar por una buena dieta.

Si lo hacemos bien, el perro tendrá energía, bienestar y nos acompañará muchos años. Cuando cometemos negligencias, ponemos en riesgo su salud y comprometemos su longevidad. ¿Verdad que es importante elegir correctamente?

Claves de una nutrición canina óptima

Los primeros aspectos que marcan la nutrición del perro dependen de: su tamaño, edad, actividad diaria, intolerancias que hayan podido desarrollar a lo largo de su vida, estado físico, si ha sufrido intervenciones como la esterilización o si padece alguna enfermedad.

Nutrición canina - Cachorro

Una mascota no debe comer lo mismo según se hace mayor, igual que un perro “miniatura” no necesita la misma cantidad que uno grande. Parece lógico, pero a veces lo olvidamos.

Otra obviedad es que los perros necesitan tener siempre acceso a agua potable: la hidratación es básica para el buen funcionamiento del sistema digestivo. Además, el agua debe cambiarse regularmente y adaptarse a la edad (los cachorros deben beber más), momento vital (una perra con crías requiere más agua para poder alimentarlas) o al clima.

Nutrición canina - Comedero

La alimentación canina debe cubrir las necesidades energéticas de cada ejemplar. Para ello, nunca se debe caer en la humanización, ya que los perros son muy distintos a nosotros. Por ejemplo, es una especie carnívora, que puede comer proteína de origen vegetal, pero que no es omnívora.

En este sentido, la proteína animal debe ser la gran protagonista de la alimentación de un perro. Además, debe ser de calidad para obtener todos los aminoácidos que necesita. Los alimentos de origen vegetal pueden resultar indigestos, ya que su sistema digestivo es corto, preparado para una dieta mayoritariamente carnívora.

Un problema de la humanización de los perros es que podemos pensar que ellos también necesitan hidratos de carbono en grandes cantidades para obtener energía. Sin embargo, en su dieta es más prioritaria la ingesta de grasa de origen animal, que les proporciona nutrientes básicos para ellos como los ácidos grasos esenciales.

Nutrición canina - Pienso

Los hidratos de carbono son necesarios, por supuesto, pero en mucha menor medida. Siempre deberán ser de fibra moderadamente fermentable, como la pulpa de remolacha que suele incluirse en los piensos de calidad. Otros ejemplos son el arroz o el maíz, pero que nunca deberán ofrecerse en exceso a las mascotas.

Las vitaminas y los minerales también muy importantes dentro de la nutrición canina. Sin embargo, lo ideal es que los aporten sus alimentos de forma natural y no hacerlo a través de complementos, a no ser que su veterinario así lo indique debido a posibles deficiencias.

En este sentido, los profesionales que trabajan en las clínicas veterinarias son las personas que deben ayudar a pautar la dieta de cada perro. Ellos conocen mejor que nadie las necesidades de las mascotas en cada etapa de su vida, así como en momentos de enfermedad o de necesidades especiales. Ante la duda, ¡acude siempre a ellos!

Nutrición canina - Schnauzer

¿Te interesa la nutrición canina y quieres contribuir a la salud y bienestar de las mascotas? Si estudias Asistente Técnico Veterinario (ATV) en IDEA, te formarás, entre otros aspectos, en la alimentación del perro. Así, podrás aconsejar a los dueños de estos animales e intervenir en casos tan graves como los que explicábamos al inicio, velando por la salud de los ejemplares que necesitan tu ayuda.

Otros cursos donde la nutrición canina tiene un especial protagonismo es en los de Auxiliar Veterinario de Animales de Compañía, Psicología Canina y Psicología Canina y Felina. Si te interesa seguir aprendiendo sobre este y otros campos, ¡elige el área en que te gustaría trabajar y ponte en contacto con nosotros!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *