Cuando hablamos de zoos, a algunas personas les vienen a la cabeza animales tristes, enjaulados, que no se comportan de manera natural, lo que es motivo de rechazo para muchos. Desde IDEA, creemos que es necesario avanzar y transformar este antiguo recuerdo en la realidad que es hoy en día un zoológico moderno, centrado en la conservación, la investigación y la educación. ¿Cómo? Te lo contamos:

Los zoológicos modernos: conservación de especies

Un zoo en la actualidad ya funciona en muchas ocasiones a modo de refugio para acoger a animales que han sido explotados, abandonados, que están heridos y también en peligro de extinción. Dentro de los zoos, se cuenta con grandes especialistas formados para atender estas necesidades y es hora de cambiar la idea que se tiene de ellos y ver que lo aplican en favor del bienestar animal, creando así un zoo como una oportunidad para aquellos animales que necesitan atención y cobijo.

zoos del futuro águilas calvas

Zoos del futuro: la investigación

Otro pilar básico para mejorar el bienestar de los animales que habitan un zoo es realizar estudios biológicos, microbiológicos, alimenticios, endocrinos e incluso etológicos para observar cómo se encuentran a nivel psicológico, cómo se pueden mejorar sus instalaciones para que desarrollen comportamientos que tendrían en libertad y cómo responden a los diferentes estímulos de enriquecimiento ambiental o entrenamiento médico. Por otro lado, muchos de estos trabajos se realizan de forma conjunta con universidades o centros de investigación del estado o privados, mediante una red de colaboración global para fomentar la conservación y la educación a través de la investigación.

Zoos educativos: la base para la empatía

En lo relativo a la educación, es necesario mostrar a las nuevas generaciones cómo son los animales (en especial los autóctonos), cómo son sus hábitats y la importancia de mantener los ecosistemas en buenas condiciones para el correcto desarrollo de las especies. De esta forma, los niños aprenderán desde pequeños a amar y respetar la naturaleza, además de desarrollar empatía. El trabajo de un Zoológico del futuro también consiste en concienciar a los niños y adultos de que los animales tienen emociones: sufren, disfrutan, se estresan…Por ello, debemos respetarlos y quererlos.

niñoszoosdelfuturo

El caso Zoo de Barcelona y la Plataforma ZooXXI

Esta semana hemos leído con gran interés cómo el ayuntamiento de Barcelona ha admitido a trámite la iniciativa ciudadana de ZooXXI para cambiar el modelo de Zoo de Barcelona. Ya el año pasado, el grupo de Barcelona en Comú, que actualmente gobierna el ayuntamiento, expresó su deseo de cambiar el modelo de zoológico existente por un modelo de convivencia más orientado a la conservación y educación, del que ya se han visto algunos resultados como el cierre del Delfinario. Pero, es ahora, con la admisión de esta propuesta, cuando se espera que se introduzcan más cambios.

zoodelfuturozoodebarcelona

Cerrar un Zoo no es la respuesta

El grupo de ZooXXI lleva más de 9 años trabajando para definir cómo tendría que ser un zoológico moderno. En una temprana etapa del proyecto, se decidió estudiar si cerrar el zoo era la mejor solución. Para ello, estudiaron qué había pasado con los animales de los 93 zoológicos que habían cerrado en los últimos 40 años. Lo que descubrieron fue desolador: algunos habían sido reubicados en otros zoológicos, muchos habían ido a circos y, para aquellos con peor suerte, habían ido a parar a restaurantes exóticos. Por ello, se decidió optar por la transformación de los zoológicos para poder proporcionar una mejor calidad de vida a estos animales.

Las personas detrás del proyecto proponen un cambio radical del concepto de zoológico para dejar atrás la exhibición y dar paso a la concienciación y conservación. Un ejemplo práctico sería el de la reproducción en cautividad de especies: en la actualidad, cuando nacen crías en un zoológico, lo más normal es llevar a cabo un intercambio de animales entre zoológicos o que los animales se queden a vivir en el propio zoológico. Desde ZooXXI proponen llevar a cabo los cambios necesarios para que, en la medida de lo posible, se dé una oportunidad a estos animales de reintegrarse en su hábitat natural.

Otro aspecto clave en el que se debe centrar un zoológico moderno es en la conservación y reproducción de animales en peligro de extinción. Dada la calidad y cantidad de profesionales especializados que trabajan en los zoos hoy en día, se pueden crear las condiciones necesarias para favorecer esta reproducción y tratar después de integrar a los animales en su ecosistema. Actualmente, en el Zoo de Barcelona existen un 55% de especies que no están en peligro de extinción.

Una de las propuestas de ZooXXI es la utilización de tecnologías virtuales inmersivas que muestren los hábitats naturales de los animales en lugar de mostrar directamente a los animales en un entorno de cautiverio.

También proponen que los zoos se conviertan en centros de estudio y de intercambio de información que se extraiga de los hábitats naturales de los animales, de manera que todos los zoológicos dispongan de recursos para mejorar el bienestar de los animales en cautiverio con los que conviven cada día y también dispongan de material audiovisual para mostrar.

Otra de las medidas que se propone en el ámbito educativo es que no solo se hable de la especie, sino de los individuos, para encontrar los puntos que nos unen con los animales y así sentirnos más cerca de ellos.

Si quieres saber más acerca de la labor de ZooXXI, te dejamos su vídeo de presentación:

Un ejemplo de lo que podría ser un Zoo del Futuro lo podemos ver en el CRARC, centro de recuperación de anfibios y reptiles de Catalunya que se puede visitar y en el que se está realizando una fantástica labor de recuperación y reintroducción de especies.

Como puedes ver, existen alternativas a los zoológicos actuales que luchan por mejorar el bienestar animal de las especies. Esperamos que pronto los zoológicos a nivel mundial tomen nota y se dirijan hacia este nuevo modelo de zoológico moderno.

IDEA, for the future of animals

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *