Hace apenas unas semanas se ha dado inicio al verano, temporada que permite a nuestras mascotas disfrutar de un mayor tiempo en parques y de paseos mas largos al aire libre. Es también durante esta época del año que proliferan los parásitos que de manera significativa a nuestras mascotas, las pulgas y garrapatas.
Estos transmisores de enfermedades viven en el ambiente, tanto pulgas como garrapatas pueden poner gran cantidad de huevos por día, siendo las crías de estas ultimas las mas nocivas ya que pueden permanecer biológicamente activas por mas de 2 Años.

Entre los distintos síntomas que nuestras mascotas pueden presentar ante el asedio de estos parásitos se encuentran la anemia, la perdida de peso, hemorragias, debilidad, alteraciones neurológicas o infecciones bacterianas, entre otras enfermedades. Es aquí donde los asistentes veterinarios desempeñan un gran papel, no solo detectando estos síntomas por medio de analíticas y una revisión exhaustiva sino también orientándonos en la prevención con tratamientos complementarios como el uso de shampoo, collares y pipetas. Son estos especialistas quienes nos podrán informar a cerca del modo de combatir a estos agentes nocivos que no solo afectan a los animales sino también a seres humanos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *