En los últimos meses, hemos recibido muchas noticias sobre mejoras de los niveles de contaminación o sobre la reaparición de especies en ciertos hábitats, todas ellas temporales. Sin embargo, un estudio señala la recuperación de las poblaciones de ballenas jorobadas gracias a los esfuerzos realizados las últimas décadas.

¿Quieres saber más sobre esta buena noticia para el conjunto del planeta? ¡Sigue leyendo!

Las ballenas jorobadas recuperan registros similares a los previos a la caza intensiva

La Dra. Kirsten Thompson, científica marina, se ha hecho eco en The Times de un estudio que revela la increíble recuperación de las poblaciones de ballenas jorobadas. Como decíamos al inicio, es el resultado de un trabajo continuado: en concreto, el realizado desde la prohibición de la caza comercial de ballenas en 1986.

Esta regulación estuvo acompañada por otra que controla el comercio de especies en peligro de extinción, pero también por la creación de santuarios de ballenas. Como destaca Thompson, estos impulsos solo fueron posibles por el trabajo conjunto de diferentes gobiernos y muestran el camino a seguir en otros ámbitos medioambientales.

La población de ballenas jorobadas se recupera de forma esperanzadora - Barco

El resultado que plasma el estudio publicado por The Royal Society es tan sorprendente como esperanzador: las poblaciones de ballenas jorobadas han recuperado el 93% de su tamaño respecto a la década de 1830, justo antes de comenzar la caza intensiva.

Se calcula que en esa época había 27.000 ballenas jorobadas, que fueron diezmadas hasta apenas 450 a mediados de los 1950s. Los esfuerzos de recuperación de fauna durante más de 30 años han logrado que la especie haya encontrado espacios en los que sobrevivir y prosperar antes de que fuera demasiado tarde.

De la misma manera, los científicos fijan 2030 como el año en que podría alcanzarse el 99% de la recuperación.

Una gran noticia para las ballenas y también para el clima

¿Sabías que las ballenas son claves para reducir la llegada de carbono a la atmósfera? Cada ejemplar almacena aproximadamente 33 toneladas de CO2 en su interior y, al morir, lo lleva al fondo del mar y lo encierra durante siglos.

La población de ballenas jorobadas se recupera de forma esperanzadora - Cola

Siguiendo los cálculos realizados en el estudio, cuyo trabajo de campo tuvo lugar en las aguas antárticas y la costa brasileña, la protección llevada a cabo en la zona ha permitido evitar la llegada de 813.780 toneladas de CO2 a la atmósfera.

Las ballenas, por tanto, realizan un gran servicio ambiental y son grandes aliadas para frenar el cambio climático. Esto llega hasta tal punto que el FMI ha valorado un solo ejemplar de grandes ballenas en 2 millones de dólares. Esto, por supuesto, es un ejemplo: ¡no se puede medir en dinero su papel ecológico y para la biodiversidad para el planeta!

La población de ballenas jorobadas se recupera de forma esperanzadora - Cría

Si quieres leer más sobre este fascinante estudio con una noticia tan excepcional, puedes ver aquí el artículo original en The Times o aquí la versión traducida al castellano en el blog de Greeenpeace. Conocer, además, la experiencia personal de la Dra. Kirsten Thompson con las ballenas jorobadas resulta de lo más inspirador.

Si además, te fascinan estos increíbles animales y quieres estudiarlos para trabajar con ellos, en IDEA contamos con el curso Cetáceos y otros mamíferos marinos, en el cual los misticetos como la ballena jorobada forman una parte importante del temario.

Para ver más cursos especializados en fauna salvaje, puedes seguir este enlace. Y, si te surge cualquier duda, ¡ponte en contacto con nosotros!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *