Muchas personas tememos la llegada de la primavera, ya que viene acompañada de estornudos, picores, irritación ocular y otros síntomas. Pero, ¿sabías que también existe la alergia primaveral en perros y gatos?

En este post, te lo contamos y nos centraremos especialmente en los primeros, ya que son las mascotas más expuestas a los alérgenos ambientales. Si tienes un can o un felino en casa y quieres saber si puede estar sufriendo una alergia, ¡sigue leyendo!

¿Cuáles son los síntomas de la alergia primaveral en mascotas?

La alergia es una reacción del sistema inmunológico ante sustancias inofensivas pero que son consideradas como peligrosas de forma errónea, como el polen o los ácaros del polvo. La liberación de histamina para combatir los alérgenos es lo que provoca inflamación, dolor y otros síntomas.

Mientras que los humanos concentramos más histamina en la nariz, perros y gatos lo hacen en la piel: de ahí que sea habitual que las mascotas comiencen a rascarse continuamente cuando tienen alergia.

Existe la alergia primaveral en perros y gatos - Almohadillas

De hecho, este es uno de los principales problemas: las afiladas uñas de estos animales suelen provocar daños en la piel que pueden infectarse, generando llagas e incluso pérdidas de pelo. Las inflamaciones y heridas más o menos graves deben detectarse pronto y pueden ser claves para diagnosticar la alergia.

¿Qué otros síntomas pueden indicar alergia primaveral en perros y gatos?

  • Exceso de lágrima en los ojos e incluso conjuntivitis
  • Rinitis
  • Estornudos y congestión
  • Pruritos
  • Episodios de picor, heridas e infección en las orejas

La irritación de la piel puede llevar al lamido constante de las almohadillas y también de la zona alrededor del ano. Además, pueden aparecer úlceras en diferentes partes del cuerpo, como el dorso, la cabeza y la boca o las patas.

Por último, pueden aparecer problemas respiratorios, con una necesidad de esfuerzo extra. Esto es más habitual en la alergia primaveral en gatos que en perros, ya que son más sensibles a la polución y elementos extraños presentes en el aire.

Existe la alergia primaveral en perros y gatos - Gato con los ojos cerrados

¿Qué suele causar la alergia en perros y gatos?

Los alérgenos primaverales para perros y gatos son muy similares a los de los seres humanos. Los principales son el polen, el polvo y las esporas del moho. Como sustancias en suspensión en el aire, pueden aumentar su impacto en las mascotas al combinarse con la polución y la subida de las temperaturas en esta época del año.

Las pulgas son otro de los grandes problemas y causantes de alergias. Incluso cuando no estén presentes o visibles en la piel o pelo del animal, pueden provocar dermatitis por el contacto con la saliva (que es el verdadero alérgeno), por ejemplo si la mascota ha capturado a la pulga cuando le estaba incomodando.

Existe la alergia primaveral en perros y gatos - Perro en la hierba

Es muy importante saber si el perro o gato tiene algún tipo de alergia alimentaria, ya que pueden confundirse. Por supuesto, si el alérgeno es una comida concreta, los síntomas estarán presentes todo el año y pueden ir a más si no hay cambios de dieta según crece el animal.

Otros elementos que deben vigilarse de cerca son las picaduras de abejas o garrapatas, así como productos de limpieza, por ejemplo los que se utilizan para las alfombras, pinturas o barnices.

Diagnóstico y tratamiento de la alergia primaveral en perros y gatos

Se estima que alrededor de 20 millones de mascotas sufren problemas de piel: muchos de ellos relacionados con la alergia. Sin embargo, puede resultar complicado detectarla y diagnosticarla correctamente.

En este sentido, separar una alergia primaveral de una alimentaria en ocasiones es difícil. Por ejemplo, porque las estaciones se están difuminando en muchas zonas del mundo y los periodos en los que surge la primera cada vez son más largos.

Existe la alergia primaveral en perros y gatos - Gato en la ventana

¿Qué se hace cuándo en la clínica veterinaria se sospecha que se trata de una alergia primaveral en el perro o gato? El procedimiento es similar al que se realiza en seres humanos: se practica un test en la piel con el que se pone en contacto con diversos alérgenos y se analiza si se producen reacciones.

A partir de aquí, se pueden optar por diferentes tratamientos. El más habitual es a través de antihistamínicos e, incluso, la aplicación de esteroides durante un breve periodo de tiempo. Otra opción es la vacunación, que puede hacerse de manera muy específica según los resultados de los análisis.

Los diferentes tratamientos pueden combinarse con el lavado regular con champús hipoalergénicos, la introducción de complementos de ácidos grasos en la dieta de la mascota o la aplicación de aceite de árbol del té en las zonas más afectadas.

Existe la alergia primaveral en perros y gatos - Perro con flores

Además, es recomendable mantener la casa muy limpia, cambiar regularmente las sabanas y cojines que use el animal, utilizar filtros de aire y, por supuesto, mantener a raya a pulgas y garrapatas.

¿Quieres dedicarte profesional al cuidado de las mascotas cuando sufren problemas como este? En IDEA puedes formarte para lograrlo.

Cuentas con los cursos de Asistente Técnico Veterinario (ATV), Auxiliar Veterinario de Animales de Compañía, Tecnología Clínica (Auxiliar 2º Nivel) o Analítica de Animales de Compañía, entre otros. ¡Ponte en contacto con nosotros y te facilitaremos más información!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *