Las hienas son uno de los mayores ejemplos de sistema matriarcal entre los mamíferos: las hembras dominan la manada y su posición en el grupo marca su vida… ¡pero también la de sus crías! Un nuevo estudio de etología muestra el estatus como herencia en esta especie.

¿Quieres saber más sobre este descubrimiento? Te lo contamos.

Un nuevo estudio de etología sobre la herencia social y el estatus animal

El estudio de etología sobre este fenómeno en las poblaciones de hiena manchada (Crocuta crocuta) se acaba de publicar en Science. Para llevarlo a cabo, los investigadores han analizado datos recogidos durante 27 años en los que se registraban 73.367 interacciones en grupos de esta especie.

La hipótesis del informe es que las hienas de mayor rango mantienen este estatus en su familia porque se pasan los contactos sociales de madre a hija. Esta herencia de contactos es habitual en el mundo animal, con ejemplos ya comprobados previamente en elefantes africanos y macacos.

Estudio de etología: las hienas pasan el estatus social a sus crías - Madre y crías

El nombre que recibe este fenómeno es el de “herencia social”: las crías heredan los lazos sociales de sus progenitores, de manera pasiva o por imitación. Este rasgo de comportamiento explicaría las redes sociales que caracterizan a diversas especies como las mencionadas.

¿Qué nos explica el estudio sobre el comportamiento de las hienas manchadas?

Las conclusiones que el equipo investigador saca de su estudio es que las hienas manchadas de alto rango mantienen las mismas relaciones que sus progenitoras, aunque hayan pasado varios años desde que abandonaron el cubil e incluso tras el fallecimiento de las propias madres.

Por su parte, aquellas hienas con menos estatus tienen relaciones más cambiantes respecto a sus antecesoras. De hecho, buscan otras amistades y con lazos más estrechos, lo que responde a un intento de compensar una situación de mayor debilidad en el grupo.

Estudio de etología: las hienas pasan el estatus social a sus crías - Ejemplar

¿Cuál es el resultado de esto? La estabilidad de las manadas a lo largo de los años, con las mismas familias dominándolas durante décadas. Al contar con redes tan fuertes, las ejemplares de hiena manchada de más estatus también tienen una mayor esperanza de vida.

La supervivencia para las ejemplares con menor relevancia en el grupo resulta más complicada, pero también su reproducción. Las hienas de alto rango acceden más rápido a la comida y cuentan con más aliados en los conflictos, ya que tienen familias mayores y también a otras hembras que las siguen, apoyan y ayudan durante su vida.

Estudio de etología: las hienas pasan el estatus social a sus crías - Cría

Las alianzas son clave para mantener el dominio sobre el grupo, pero también la estabilidad del mismo. Todo esto se hereda y traspasa a las hijas, aunque no está clara aún la manera: las crías puede que imiten el comportamiento de sus madres, aunque no se descarta que el proceso sea pasivo.

Para los especialistas que han analizado la etología de las hienas, hay claras similitudes con las poblaciones humanas: no solo en la transmisión del estatus, sino también de rasgos culturales, idiomas, creencias, etc. Este tipo de herencia puede haber aparecido en la evolución de otros mamíferos, como muestran las poblaciones de Crocuta crocuta.

Estudio de etología: las hienas pasan el estatus social a sus crías - Madre y cría

¿Qué te parece este nuevo estudio de etología sobre las hienas manchadas? Las conductas o la estructura social son una parte muy importante de nuestro curso de Etología: Comportamiento Animal. Si quieres saber más sobre esta especialidad y dedicarte profesionalmente, ¡ponte en contacto con nosotros!

*La imagen de portada pertenece a la publicación de Science.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *