Siempre que se acercan esta fecha lo repetimos: regalar una mascota no es una buena decisión. El año pasado te dimos hasta 5 razones para no hacerlo, vuelve a leerlo con calma. Pero, ¿qué ocurre cuando llega la Navidad y tienes un perro o un gato? Pues que también debes meditar qué hacer con ellos: piensa en su bienestar y cuida a tu mascota.

Por este motivo, desde IDEA queremos que te pongas en el cuerpo de tu compañero animal y te proponemos unos cuantos aspectos sobre los que reflexionar antes de que lleguen las celebraciones. Si quieres cuidar a tu mascota, ¡sigue leyendo!

Aspectos a tener en cuenta para cuidar a tu mascota esta Navidad

El primer aspecto a valorar en Navidad desde el punto de vista de tu mascota es, ¿tienes que desplazarte estas fechas? Como bien sabrás, los perros y muy especialmente los gatos lo pasan fatal con los viajes. Pero, por supuesto, ¡esto no quiere decir que los tengas que dejarlos descuidados o que los abandones!

Seguro que tienes un buen amigo o familiar que se encargará encantado de tu perro o gato y le ahorrará un trauma que durará unos cuantos días. Si no, hay un gran número de residencias de animales más que preparadas para cuidar a tu mascota. Pero, además, desde hace unos años han surgido nuevas opciones.

Esta Navidad, cuida a tu mascota - Galgo

¿De qué se trata? De los conocidos como AirBnb de mascotas. Si estás familiarizado con el término, seguro que te suenan Gudog, DogBuddy o Holidog. El objetivo de estas plataformas es ponerse en contacto entre dueños de mascotas para que se encarguen durante un periodo determinado de tu perro o gato.

La gran diferencia respecto a una residencia es que los animales se quedan en una casa normal, como el lugar en el que viven habitualmente, y bajo el cuidado de otra persona amante de las mascotas. Esto evita los problemas de algunos perros o gatos de sentirse agobiados por la presencia de numerosos animales o de tener que estar un tiempo en un espacio reducido.

Esta Navidad, cuida a tu mascota - Perro con gorro

Este tipo de opciones es ideal para periodos cortos, aunque solo sea unas horas. Y es que, aunque no te vayas de viaje, en ocasiones tu mascota no lo pasa bien en las celebraciones, por ejemplo por los gritos o los petardos, o bien es complicado mantenerlas alejadas de la gran cantidad de alimentos que no deben comer tan propios de la Navidad.

Este es otro aspecto a tener en cuenta en días como Nochebuena, la propia Navidad, Año Nuevo o Reyes: hay una gran cantidad de comida accesible para nuestros compañeros, ¡y se trata de alimentos que les pueden hacer mucho daño! Perros y gatos deben estar lejos de verduras y hortalizas como el tomate, la cebolla, el ajo o la patata. A esto, deben sumarse los tradicionales dulces, con especial atención al chocolate y las pasas. Frutos secos como las nueces de macadamia, las setas o las infusiones, ¡tampoco deben de estar cerca de sus hocicos!

Esta Navidad, cuida a tu mascota - Gato con el árbol

La flor de pascua o Poinsettia no es comida, pero también es mejor que no esté a su alcance: aunque se ha magnificado su toxicidad y afirmado que es mortal, lo cierto es que puede provocar irritación en la boca, estómago o en los ojos de estos animales, así que mejor situarla en un lugar inaccesible si forma parte de tu decoración.

Cuidar a tus mascotas en Navidad: las campanadas y los petardos

Perros y gatos también comparten sus problemas digestivos e incluso las intoxicaciones que les provocan las uvas, así que durante las 12 campanadas mejor que estén tranquilos en otras habitaciones. Lo ideal es que las mascotas mantengan su alimentación habitual durante estas fechas: ¡su cuidado es tu responsabilidad aunque estés de celebración!

Esta Navidad, cuida a tu mascota - Perro con diadema

Relacionado con la fiesta desatada que tiene lugar sobre todo en Año Nuevo, cuidar a tu mascota en los momentos de mayores ruidos, especialmente cuando se lanzan cohetes y petardos, ¡es muy importante! Si puedes evitar que pase los peores momentos en una ciudad con mucho alboroto o cerca de lugares especialmente ruidosos, mejor. En todos los casos, si tu perro o gato tiene miedo en estas situaciones, ten en cuenta los siguientes consejos:

  • Lo mejor es estar en casa, en su territorio, y que tenga preparada una zona de refugio con sus juguetes, así como libre acceso a toda la casa para esconderse donde considere. Del mismo modo, asegúrate de que estén cerradas puertas y ventanas al exterior, pues pueden sentir la necesidad de escaparse, especialmente los gatos.
  • No lo dejes solo en ningún momento, tu mascota debe sentirse acompañada y tener un amigo con el que pasar el mal rato. Transmítele tranquilidad, es importante que no sienta que ocurre algo malo que agrave su preocupación o miedo. Eso sí, intenta no reforzar su estado de ansiedad mediante caricias de aprobación y no te enfades.
  • En previsión de que la noche será complicada, es una buena idea pasar un día de largos paseos o juegos, de manera que esté libre de estrés, más tranquilo y con ganas de dormir.

Esta Navidad, cuida a tu mascota - Gatito dentro del gorro

Para muchos, la Navidad es una época de alegría, celebración y reuniones ante comidas o cenas especiales. Sin embargo, si convives con una mascota, trata de ponerte en su lugar e intenta que ellos también lo pasen bien o, al menos, lo mejor posible. Esperamos que con este post hayas reflexionado sobre ello y encontrado algunas ideas para lograrlo.

Si cuidar a tu mascota es tu pasión, ¿te has planteado alguna vez convertirlo en tu profesión? En IDEA te ofrecemos una gran amplitud de cursos especializados en el bienestar animal y el cuidado de mascotas. ¡Echa un vistazo y ponte en contacto con nosotros!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *