A mediados del mes de marzo, la Fundación para la Conservación del Quebrantahuesos hizo pública una gran noticia: el nacimiento del primer ejemplar de esta especie en los Picos de Europa en más de 60 años. Este hito es el resultado de un intenso programa de recuperación de fauna activo desde mediados de la década de 1990.

¿Quieres saber más sobre el nacimiento de este ejemplar de quebrantahuesos tan especial y el esfuerzo que hay detrás? En este post, ¡te lo contamos!

Primer nacimiento de quebrantahuesos en Picos de Europa desde su extinción en 1956

El quebrantahuesos (Gypaetus barbatus) es una especie en peligro de extinción, con el nivel más alto de protección a nivel español y europeo. En los Picos de Europa se extinguió en el año 1956, de ahí que el nacimiento de este primer ejemplar en libertad suponga un gran éxito.

El programa de recuperación de fauna en que se enmarca este logro lo desarrollan conjuntamente la Fundación para la Conservación del Quebrantahuesos (FCQ) y la Guardería del Parque Nacional de los Picos de Europa.

Los padres del pollito, Deva y Casanova, son pareja desde 2014, ya que los quebrantahuesos son una especie monógama que se acompañan toda la vida, lo que resalta la dificultad del proceso reproductivo. Además, el Gypaetus barbatus realiza una puesta al año, de ahí el costoso crecimiento de ejemplares en un contexto de amenaza como el que vive al especie.

El quebrantahuesos, ejemplo en recuperación de fauna - Pareja

Deva tiene 10 años y llegó desde los Pirineos dentro del programa, que recupera a ejemplares de nidos en situación de riesgo: inviables, abandonados o con padres que no podían sacar adelante al pollito. Estos quebrantahuesos se crían en Zaragoza y luego se liberan en Picos de Europa. Deva y su pollito, por tanto, representan el objetivo más alto del proyecto.

Casanova tiene 13 años y es un caso bien diferente, ya que es un ejemplar autóctono del Pirineo aragonés que en 2013 decidió migrar a Picos de Europa de manera permanente. Este tipo de sinergias del llamado corredor íbero-cantábrico son muy importantes para la recuperación y el desarrollo de la población de quebrantahuesos en las dos zonas.

Un proceso seguido muy de cerca dentro del programa de recuperación

Los equipos de la FCQ y la Guardería del Parque Nacional de los Picos de Europa han llevado a cabo un seguimiento exhaustivo de Deva y Casanova desde el pasado otoño, cuando se produjeron una serie de comportamientos pre-reproductores en la pareja:

  • Defensa del territorio
  • Interacciones intraespecíficas
  • Cópulas reiteradas
  • Aportes de material de construcción del nido, como lana, en varias oquedades

En este sentido, los quebrantahuesos preparan diversos nidos protegidos en esta fase previa, de los que seleccionarán uno específico llegado el momento. De hecho, en enero se pudo comprobar que la pareja se había instalado definitivamente en un nido preparado en una oquedad situada en la parte asturiana del macizo central de los Picos de Europa.

El quebrantahuesos, ejemplo en recuperación de fauna - Ejemplar

Al poco tiempo, se produjo la puesta del huevo, que los dos adultos incubaron por relevos. Esta característica del Gypaetus barbatus permite a los ejemplares alimentarse y descansar, de manera que puedan estar más alerta y la cría sea más efectiva. Este es otro comportamiento que muestra lo compleja que es la reproducción en la especie.

A mediados de marzo, se produjo un nuevo cambio significativo en la pareja: se estaban realizando cebas de su cría, el pollito había nacido. Esta fase inicial del primer quebrantahuesos de los Picos de Europa desde 1956 se prolongará, al menos, hasta junio, cuando empezará a estar listo para volar.

Un programa de recuperación de fauna clave para la supervivencia del quebrantahuesos

Cuando el pollito de quebrantahuesos sobrevuele los Picos de Europa, se sumará a otros 21 ejemplares que son el resultado de este programa de recuperación. El objetivo es asentar de manera estable a la población de la especie, de manera que refuerce también la existente en Pirineos, favoreciendo el flujo e intercambio natural de ejemplares.

Estos pasos son imprescindibles para asegurar la supervivencia del quebrantahuesos, una especie que sufrió un grave retroceso en el siglo XX en Eurasia. De hecho, en la actualidad, la población que habita en los Pirineos supone el 85% de los quebrantahuesos que viven en Europa.

El quebrantahuesos, ejemplo en recuperación de fauna - Primer plano

¿Te ha resultado interesante esta noticia? ¿Te gustaría participar en proyectos de recuperación de fauna como estos? En IDEA impartimos el curso de Técnico en rehabilitación de fauna salvaje, que prepara a los alumnos para trabajar en centros de recuperación y rehabilitación, enseñándoles, entre otros aspectos, a elaborar programas para potenciar la cría de fauna salvaje en peligro de extinción.

Si quieres saber más sobre el nacimiento de este quebrantahuesos en los Picos de Europa, puedes leer la noticia original publicada en la web del Parque Nacional, de la que además de información hemos extraído las imágenes que ilustran el post. Todos los derechos son suyos. Además, así lo reflejó National Geographic España y aquí encontrarás la web del FCQ.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *