En la búsqueda de aspectos positivos de la situación que se vive a nivel global, se habla mucho de la reconquista de la naturaleza: ejemplos de fauna salvaje en grandes ciudades, cielos más limpios y aguas cristalinas son titulares a diario. Pero, ¿cuál es el impacto de la COVID-19 en la naturaleza?

En este post, desde IDEA escribimos sobre el efecto real de estas semanas de confinamiento y nos hacemos eco de una iniciativa que puede ayudarnos a reflexionar, pero también a disfrutar de la naturaleza. Si te interesa, ¡sigue leyendo!

Un espejismo o un cambio temporal esperanzador

El impacto de la COVID-19 en la naturaleza existe: tan solo debemos pensar en cómo se ve el cielo desde nuestras ventanas, especialmente el nocturno, escuchar a los pájaros cada mañana o cómo se nota el aroma de las plantas. Estas circunstancias se perciben, especialmente, en ciudades en las que habitualmente domina el humo, el ruido de los coches y el olor de su combustible.

Sin embargo, como indican los expertos, tampoco debemos exagerar. Bastan dos ejemplos:

  • Los animales que se adentran en calles céntricas de municipios lo hacen porque notan tranquilidad y no se sienten amenazados por la presencia humana. Debemos recordar que, por lo general, es el ser humano el que invade su hábitat, no al revés. Los animales exploran su entorno y se adentran hasta donde se sienten seguros.
  • Las aguas cristalinas de Venecia se deben a que, al disminuir el turismo y el tráfico de embarcaciones, la falta de movimientos no naturales ha permitido que los sedimentos se asienten en el fondo. Al estar las aguas menos turbias, se pueden ver unos peces que ya estaban previamente, no han aparecido de repente.

El impacto de la COVID-19 en la naturaleza - Venecia

En este sentido, el periodo de pausa y de respiro para el planeta es muy breve: dos meses, para la naturaleza, no significa prácticamente nada. Sin embargo, puede servirnos para replantear la relación que tiene la sociedad actual con la naturaleza, por ejemplo para cambiar la forma en que cohabitamos con los otros animales del entorno en que vivimos.

Impactos positivos de la COVID-19 en la naturaleza

Algo en que también deberá decidir el ser humano es en si quiere reactivar, de inmediato, las industrias y los modos de transporte más dañinos para el medio ambiente.Los indicadores de contaminación sí muestran un impacto real del parón producido por el coronavirus. El primer ejemplo es el de China, que en la provincia de Hubei mostró un 21,5% más de días sin polución en febrero de 2020 respecto al año anterior.

El impacto de la COVID-19 en la naturaleza - Shangai

En el norte de Italia se han registrado niveles insólitos de dióxido de nitrógeno, ya que se trata de la región más industrializada del país. Por su parte, Barcelona, Castellón y Madrid han sido las ciudades españolas en que más se ha notado la reducción de la contaminación: un 83%, un 76% y un 73%, respectivamente.

Los expertos también indican otros efectos positivos, como los que tienen que ver con la disminución de la presión de la caza y la pesca sobre determinadas especies. Sin embargo, será aún más notable el efecto para las aves rapaces, cuya temporada de cría es justo ahora: la ausencia de seres humanos en sus hábitats permitirá una reproducción más exitosa.

Reflexionar y disfrutar en este cambio temporal para el medio ambiente

Como venimos señalando a lo largo del post, el impacto de la COVID-19 sobre la naturaleza y las noticias positivas que han surgido de este momento tan delicado debe ayudarnos a reflexionar sobre cómo vivimos respecto a nuestro entorno. ¿Qué podemos hacer para cambiarlo? ¿Qué relación queremos tener respecto a otras especies? ¿Podemos vivir de forma más respetuosa con el medio ambiente?

El impacto de la COVID-19 en la naturaleza - Ciervo

Además, podemos disfrutar de la transformación que percibimos en nuestras calles, que nos ayudará a comprender mejor la importancia de que los cambios sean más duraderos. Una iniciativa que nos parece muy enriquecedora y que disfrutarán todos los amantes de los animales es #avesdesdecasa.

Esta actividad la lanzó Javier Rico, de Aver Aves, y consiste en buscar las aves que viven alrededor de nuestros hogares. Observarlas, identificarlas y compartirlo a través de redes sociales nos muestra con quiénes compartimos hábitat, ayudándonos a comprender que el ser humano no está solo en el planeta, ni siquiera en las zonas más urbanizadas. Para ayudarte en esta misión, cuentas con las aplicaciones de SEO BirdLife, así como con BirdNET: Identificación de sonidos de aves.

El impacto de la COVID-19 en la naturaleza - Aves

Puedes ver más sobre esta iniciativa en el propio blog de Aver Aves. Además, en este artículo de El Salto se analiza en profundidad el tema de nuestro post, con una mirada más optimista en este otro publicado en National Geographic España.

Si en estos días descubres o reavivas tu pasión por las aves, recuerda que en IDEA contamos con el curso de Especialista de Aves Exóticas. Además, como todas nuestras formaciones, ¡también puedes seguirla de forma telemática! Si tienes cualquier duda, ponte en contacto con nosotros.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *