En los últimos meses, se ha extendido en Europa una grave enfermedad en aves de la familia de los páridos provocada por la bacteria Suttonella ornithocola. Hace apenas dos semanas, se detectó el primer caso en Cataluña y los especialistas señalan la importancia de frenar un posible contagio.

Desde IDEA, te explicamos en qué consiste esta enfermedad, cómo ha afectado a las pequeñas aves en el continente y qué hacer en caso de detectar sus síntomas en pájaros tan comunes como herrerillos y carboneros.

Suttonella ornithocola: una bacteria que ha provocado miles de muertes de aves solo en Alemania

La enfermedad que provoca la bacteria Suttonella ornithocola fue descubierta en 1996 en Reino Unido, cuando provocó una gran mortalidad en las poblaciones de herrerillos de Inglaterra y Gales. Las aves más afectadas son los páridos, especialmente los más pequeños, como el propio Cyanistes caeruleus (herrerillo común, en portada) y el Parus major (carbonero común, debajo).

Detectado un caso de Suttonella ornithocola en herrerillo común en Cataluña - Carbonero

La infección puede causar neumonía y genera toda una serie de síntomas a estos pájaros: problemas para respirar, pérdida de las plumas en la parte superior de la cabeza, incapacidad de abrir los ojos, dificultad para comer o volar y ausencia de reacción ante estímulos ambientales.

Al tratarse de aves muy comunes y acostumbradas a utilizar los comederos y bebedores para aves silvestres de parques y jardines, la infección bacteriana de Suttonella ornithocola puede transmitirse a gran velocidad. Eso sí: debe señalarse que no es una enfermedad que se transmita ni afecte a los seres humanos.

Detectado un caso de Suttonella ornithocola en herrerillo común en Cataluña - Ejemplar Alemania

Ejemplar enfermo, imagen de Otto Schäfer en web de NABU

A principios de marzo de este año, se detectó el primer caso en el oeste de Alemania, tras observar una cantidad inusitada de herrerillos muertos en los jardines y comportamientos extraños en otros ejemplares. En apenas dos meses, se han contabilizado 19.500 aves muertas y 36.000 afectadas en el conjunto del país, según datos recientes de la Unión para La Conservación de la Naturaleza y la Biodiversidad (NABU). La enfermedad también se ha detectado en Luxemburgo, Bélgica y el este de Francia. Además, se han visto poblaciones de carboneros afectadas.

Primer caso de Suttonella ornithocola en Cataluña: ¿qué hacer si se detectan casos sospechosos?

El primer caso de Suttonella ornithocola en Cataluña ha alertado a los especialistas, ante el temor de que se extienda por el conjunto peninsular. En concreto, el 3 de mayo se localizó un herrerillo común infectado en Creixell, un pequeño municipio costero situado a 18 km de Tarragona.

Detectado un caso de Suttonella ornithocola en herrerillo común en Cataluña - Ejemplar Creixell

Foto del Herrerillo común en Creixell con síntomas de Suttonella ornithocola. Autora: Marina Sentís. Foto en ICO

Para evitar que se extienda esta grave enfermedad en las poblaciones de páridos, desde el ICO (Institut Català d’Ornitologia), la UAB (Universitat Autònoma de Barcelona) y el Servicio de Fauna y Flora del Departamento de Territorio y Sostenibilidad se ha diseñado una red de alerta y detección.

Si se detecta un caso sospechoso, debe remitirse la información más completa posible, incluida foto, a través de la web del ICO www.ornitho.cat o de la aplicación Naturalist. Además, se recomiendan los siguientes protocolos:

  • En caso de que el ejemplar esté muerto, introducirlo en dos bolsas de plástico consecutivas y conservarlo refrigerado para poder ser analizado.
  • Si el pájaro está vivo y tiene síntomas evidentes de la enfermedad, puede ser depositada en una caja de cartón.

El ICO se pondrá en contacto al notificar el caso y personal especializado recogerá el ejemplar para su estudio. Todo el proceso deberá realizarse de manera higiénica, a pesar de que no sea una enfermedad que afecte a las personas.

Detectado un caso de Suttonella ornithocola en herrerillo común en Cataluña - Nieve

Otras medidas recomendadas si se detecta cualquier posible caso o foco incluyen la retirada de comederos y bebedores próximos al lugar de la posible detección. En esta página del ICO encontrarás más información y el contacto en caso de tener cualquier duda.

Si quieres aprender más sobre esta enfermedad, puedes leer el informe Suttonella ornithocola in Garden Birds, en inglés. Por su parte, en este post hablamos de algunas iniciativas y aplicaciones para identificar aves que pueden ayudarte.

Si tu pasión son estos animales, recuerda que en IDEA contamos con el curso de Especialista en Aves Exóticas. Ponte en contacto con nosotros para recibir más información o conocer otros cursos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *