El observador cambia la realidad que trata de describir. Pero, ¿qué ocurre si logramos observar la naturaleza de la forma más pura posible? Que logramos documentos tan fascinantes sobre comportamiento animal como el de los gorilas cantarines que te presentamos en este nuevo post.

¿Quieres saber más? ¡Sigue leyendo!

¿Cómo se ha observado a los gorilas?

El descubrimiento sobre comportamiento animal que se ha hecho sobre el canto de los gorilas tiene su origen en un tipo de observación muy innovadora. Se trata de la introducción de un robot espía que interactúa, con total normalidad, con este grupo de grandes simios.

La tecnología se probó con éxito para realizar los documentales Nature: Spy in the Wild en 2017. Para las nuevas entregas emitidas este año, se han perfeccionado los robots hasta el punto de crear reproducciones casi idénticas de los animales con los que la máquina va a convivir.

Descubrimientos en comportamiento animal: los gorilas cantan al comer - Robot 2

En el caso de los gorilas de montaña, pertenecientes a una población que habita en un santuario de Uganda, se ha trabajado tanto el aspecto realista como el propio comportamiento del doble. Por ejemplo, los especialistas han cuidado con esmero la mirada, ya que el contacto visual es clave para los gorilas.

De la misma manera, era necesario que el robot gorila tuviera un comportamiento acorde con el animal y como miembro no amenazador para el grupo; si no, no podría haber interactuado ni espiado con la objetividad que se buscaba.

Descubrimientos en comportamiento animal: los gorilas cantan al comer - Cámara

¿Y qué documentos se han obtenido sobre comportamiento animal?

Al introducirse en el grupo de gorilas de montaña, el robot observador tuvo que superar las miradas inquisidoras del macho dominante. Gracias al realismo del espía, pudo mostrar una mirada sumisa que convenció al gorila de que aquel extraño no suponía un peligro y que podían interactuar con él.

Las imágenes que más han llamado la atención de los documentalistas es el momento en que el grupo de gorilas comienza a cantar durante la cena. No solo resulta fascinante por sí mismo: es la primera vez que se logra grabar este comportamiento.

El grupo de gorilas mastica las hojas y tallos y, de repente, comienza a tararear como muestra de satisfacción ante la comida. Este comportamiento fue investigado por los especialistas Eva Maria Luef, Thomas Breuer y Simone Pika en 2016 y publicado en la revista científica PLOS ONE.

Los gorilas mayores cantan de alegría al comer más que los jóvenes, al mismo tiempo que los machos lo hacen más que las hembras. Además, los etólogos comprobaron por este rasgo que les satisface más comer plantas y semillas que insectos.

Descubrimientos en comportamiento animal: los gorilas cantan al comer - Adulto comiendo

Poder ver este comportamiento animal es un gran avance para estudiosos y divulgadores, ¡pero no ha sido el único documento importante! Por ejemplo, también se ha logrado grabar a un bebé gorila jugando y golpeando su pecho gracias a que el robot era capaz de imitar sus gestos y alentar el juego.

Otro hecho que se ha constatado es que la dieta de los gorilas de montaña les produce una gran cantidad de gas y no son pocos los momentos en los que se puede ver a los diferentes ejemplares del grupo expulsando ventosidades. ¡El documental es, desde luego, completo!

Descubrimientos en comportamiento animal: los gorilas cantan al comer - Cría jugando

Para leer más sobre Spy in the Wild, además de visitar su web, puedes seguir el enlace al artículo que se hace eco en Live Science y a este otro en National Geographic.

Si te apasionan estas temáticas, en IDEA puedes seguir aprendiendo sobre ellas con el curso Etología: Comportamiento Animal o especializarte con el curso Experto en Primates. Para más información, ¡ponte en contacto con nosotros!

Descubrimientos en comportamiento animal: los gorilas cantan al comer - Cría

*Todas las imágenes que aparecen en este post pueden encontrarse y pertenecen a la web y enlaces referidos de PBS y Spy in the Wild.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *