Las terapias con animales son una especialidad que tiene una demanda creciente dentro de los servicios sociosanitarios gracias a su eficacia y capacidad motivadora. ¿Quieres saber por qué y cuáles son las especies más habituales en este tipo de terapias? En este post, ¡te lo contamos!

Terapias con animales: una especialidad cada vez más demandada

La terapia asistida con animales se define como una intervención directa, diseñada por profesionales de la salud y con el objetivo de mejorar las dimensiones físicas, cognitivas, conductuales y socio-emocionales de los pacientes.

El terapeuta, el técnico y los auxiliares son quienes dirigen estas acciones, no los propios animales. Lo que se aprovecha es la motivación que genera la interacción con el animal para realizar actividades de aprendizaje, siempre dentro de un estricto marco de bienestar animal.

Cuáles son las especies más habituales en las terapias con animales - Caballo (establo)

En los últimos años, se ha demostrado la eficacia de las terapias con animales y los equipos médicos cada vez las tienen más en cuenta para pacientes con perfiles muy diferentes: personas con diversidad funcional, Alzheimer, mayores, menores con trastorno del espectro autista o personas con necesidades emocionales diversas.

Por ello, la figura de un profesional especializado en terapias con animales tiene cada vez mayor demanda. Como te explicamos en este post, las terapias ecuestres son muy variadas y quizá las más conocidas. Sin embargo, hay más especies que suponen un gran ayuda en estas experiencias.

Especies más habituales en las terapias con animales

– Perros: la relación tan estrecha entre el perro y el ser humano explica, en parte, que se trate de uno los animales estrella de estas terapias. Su carácter y versatilidad también hace más sencillo incluirlo en las actividades.

Cuáles son las especies más habituales en las terapias con animales - Golden Retriever

Entre los perros preferidos para las terapias se encuentra el pastor alemán, por su inteligencia y obediencia; el labrador, también inteligente y muy sociable; o el golden retriever, que tiene un carácter sensible apropiado para esta experiencia.

– Pájaros y pequeños mamíferos: en el Reino Unido, el cuidado de conejos, cobayas y todo tipo de pájaros se utiliza como terapia. El objetivo es generar vínculos entre animal y paciente, mejorando la socialización y el estado anímico, pero además creando una responsabilidad que ayuda en el desarrollo de la persona.

– Caballos: como decíamos anteriormente, las terapias ecuestres son muy versátiles. Se engloban en dos grupos:

  • Hipoterapia: basada en los principios terapéuticos del caballo y dirigida siempre por un especialista.
  • Equitación terapéutica: basada en la preparación y manejo del caballo, según los niveles y asistida por un experto.

Cuáles son las especies más habituales en las terapias con animales - Caballo (mano)

Los beneficios psicomotores, psicológicos, comunicativos y de socialización son significativos, mejorando de manera notable la vida del paciente. Por este motivo, la figura del especialista en terapias ecuestres está cada vez más valorada.

Si te gustaría adentrarte en este campo innovador y en pleno desarrollo, en IDEA, impartimos los cursos de Auxiliar en Terapias Ecuestres y de Técnico en terapias ecuestres. Puedes verlos siguiendo los enlaces y ponerte en contacto con nosotros si tienes cualquier duda.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *