Seguro que has reflexionado estos meses sobre la reacción que tendremos las personas cuando finalice la crisis generada por el coronavirus. Pero, ¿y qué podemos aprender del comportamiento animal tras una catástrofe?

Los macacos que viven en la isla puertorriqueña de Cayo Santiago nos han dado todo un ejemplo de tolerancia y unidad tras el Huracán María. ¡Te contamos más en este nuevo post!

Los macacos de Cayo Santiago: la Isla de los Monos

Para comprender mejor este estudio y su historia, es importante conocer a la especie protagonista y a las poblaciones concretas investigadas. Se trata del macaco Rhesus (Macaca mulatta), una variedad de “monos del Viejo Mundo” muy extendida por todo Asia, especialmente centro, sur y sureste.

La adaptación a diferentes hábitats de este macaco lo convierten en el primate más extendido después del ser humano. A pesar de su gran popularidad en países como India, su comportamiento ha sido ampliamente investigado en una colonia establecida en Cayo Santiago, una isla de Puerto Rico que recibe el nombre de “la Isla de los Monos” sin depredadores ni acceso de personas a excepción de los investigadores.

Comportamiento animal tras una catástrofe: unión y tolerancia en macacos - India

Edmund Gall, CC BY-SA 2.0, via Wikimedia Commons

Gracias a diversos estudios de comportamiento animal desarrollados en Cayo Santiago, sabemos que son animales muy sociables, pero también competitivos e incluso agresivos entre ejemplares del mismo grupo. Un estudio al respecto estaba en marcha cuando el Huracán María asoló Puerto Rico y todo cambió en las poblaciones de macacos.

Los macacos y el Huracán María: ejemplo del comportamiento animal tras una catástrofe

El Huracán María fue un ciclón tropical que en septiembre de 2017 tuvo efectos devastadores, con numerosas víctimas mortales, en Puerto Rico y otras islas caribeñas. La propia Isla de los Monos sufrió graves daños y se temió por la continuidad de la colonia de macacos.

Afortunadamente, las poblaciones sobrevivieron y los estudios han continuado. De hecho, estos primates nos han lanzado importantes enseñanzas sobre el comportamiento animal después de situaciones tan complejas.

Comportamiento animal tras una catástrofe: unión y tolerancia en macacos - Montaña

Los especialistas comenzaron a detectar muy pronto un cambio de actitudes marcado por el cese de hostilidades entre macacos rivales. De hecho, comenzó a reinar una novedosa tolerancia en el conjunto de la isla y con características sorprendentes.

Como explica una de las autoras del estudio, Camille Testard, los macacos empezaron a “construir nuevas relaciones en lugar de fortalecer las preexistentes“. La estrategia frente al desastre fue un aumento de los apoyos entre comunidades más extensas e integrar más individuos, incluso de grupos externos y/o rivales.

Comportamiento animal tras una catástrofe: unión y tolerancia en macacos - Cría

Otro investigador y co-autor, Lauren Brent, señala que ellos esperaban que los macacos se ayudaran entre sus aliados habituales y otros conocidos: “en su lugar, los macacos extendieron sus redes sociales y el número de individuos que toleraban, compartiendo los recursos limitados”. Brent pone como metáfora un agradable banco a la sombra donde compartir lo que trae cada uno.

Los investigadores de la Isla de los Monos tienen grandes esperanzas en el estudio continuado de los macacos Rhesus, ya que podrán describir los beneficios de estas relaciones sociales y su impacto a largo plazo. También, por supuesto, si son duraderas o si fracasan con el tiempo.

Comportamiento animal tras una catástrofe: unión y tolerancia en macacos - Cayo Santiago

Imagen publicada en la cuenta de Cayo Santiago Biological Field Station

Entre sus nuevas preguntas, surge la idea de si estas comunidades ampliarán su esperanza de vida. También si estamos ante un espejo en el que mirarse el ser humano en momentos de retos extremos como el que vivimos actualmente.

¿Quieres saber más? El estudio, en inglés, lleva por título Rhesus macaques build new social connections after a natural disaster y se ha publicado en Current Biology. También puedes ver las conclusiones y la autoría siguiendo este enlace.

Si te fascina este tipo de investigaciones, en IDEA puedes estudiar Etología: Comportamiento Animal, así como el curso de Experto en Primates. ¡Ponte en contacto con nosotros para más información!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *