El adiestramiento canino es mucho más que lograr que nuestro perro comprenda algunas palabras claves para realizar trucos o simplemente obedecer a nuestros pedidos.

Quien elija formarse como adiestrador hará un largo recorrido comenzando por los antecedentes y la evolución del perro, evolución de las razas, las razas caninas actuales y su clasificación.  Luego deberá conocer lo relacionado al sistema nervioso y su genética, para después llegar al desarrollo psicológico del cachorro y su aprendizaje.

Seguramente, quien haya tenido o tenga como mascota a un perro, ha tratado de enseñarle algunas cosas básicas como en dónde hacer sus necesidades, en qué lugares dormir, a qué habitaciones de la casa no entrar, etc. Pero no siempre se tiene éxito. Es que el adiestramiento, como acabamos de ver, es mucho más que lograr que el can aprenda algunas palabras y tareas.

Cada raza, y cada perro en realidad, tiene su temperamento. Esto hace que el adiestramiento no sea igual para todos. Por el contrario, se debe evaluar de qué manera abordar cada nuevo caso. Por ello, cuando una persona decide comenzar el curso de adiestramiento canino, tendrá entre sus metas aprender las diferentes técnicas para lograrlo.

Seguramente no es lo mismo enseñarle a un cachorro que a un perro adulto. O a una raza considera dócil que a otra considerada un poco más agresiva (con carácter más fuerte), o a un perro de tamaño chico que a uno grande.

Como vemos hay muchísimas variables a tener en cuenta para poder comenzar con el adiestramiento y por ello el programa del curso Adiestramiento Canino I debe abarcar un espectro bastante amplio para que el profesional adquiera los conocimientos necesarios para un buen desarrollo de su profesión.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *