Aunque la venta de animales cada vez es una práctica más restringida en España, llegan las fechas navideñas y muchas personas decidirán regalar animales de compañía. Nuestra pregunta para ti es: ¿crees que un animal de compañía debería ser un regalo? Hoy te explicamos algunos motivos por las que creemos que un animal de compañía nunca debería ser un regalo de Navidad:

5 razones por las que no regalar una mascota esta Navidad

1. Primera razón y principal: no queremos más animales abandonados

El año pasado se abandonaron 137.000 mascotas en España, de los que entre un 30% y un 40% fueron regaladas por Navidad. Con este post, lo que pretendemos es invitar a la reflexión y evitar a toda costa las compras impulsivas de animales, ya que no son juguetes ni cosas, son seres con sentimientos que se merecen un bienestar.

perros abandonados no regalar una mascota por navidad

2. Si el peque de la casa te lo ha pedido: ¿estás preparado para ayudarle a asumir esta responsabilidad?

En incontables ocasiones, los animales de compañía son un regalo que hace una increíble ilusión a niños, que a su vez no tienen ni idea de la responsabilidad que conlleva cuidarlos y educarlos. Si vas a regalar una mascota a un niño, por mucho que quieras transmitirle que es su responsabilidad, como madre, padre o persona que vela por él, tú también vas a compartir la responsabilidad del animal: los niños, por mucho empeño que pongan, no van a poder llegar a todo ni saben cómo hacerlo. Tu labor será también la de enseñar, supervisar y ayudarle con el cuidado de la mascota. Si no vas a poder encargarte, es mejor que descartes la idea.

niños no regalar una mascota por navidad

3. Le encantan los animales pero, ¿le gusta el animal que le vas a regalar? ¿Está preparado o preparada para tener una mascota?

Integrar una mascota en la vida familiar debería ser una decisión meditada y consensuada por toda la familia, ante la que deberemos tener en cuenta una serie de factores:

• ¿Vamos a tener tiempo para cuidarla, educarla y prestarle la atención que necesita?
• ¿Es nuestro hogar el lugar ideal para una mascota del tipo y tamaño que hemos elegido? (Sobre todo, si vivimos en un piso pequeño en una gran ciudad)
• ¿Tendremos la paciencia y dedicación para mantener tanto su higiene como la higiene de nuestra casa en buenas condiciones?

Una mascota implica un compromiso permanente durante muchos años y tenemos que prever que modificará nuestro estilo de vida.

motivos no regalar mascotas por navidad 2

4. Hay personas cuyo estilo de vida no encaja con tener una mascota

Hay personas o familias que adoran los animales pero que tienen un estilo de vida que implica pasar muchas horas fuera de casa ya sea por viajes, trabajo, etc. Una mascota no solo necesita un lugar donde vivir, sino que también necesita atención y personas o lugares en los que poder quedarse en caso de que no podamos hacernos cargo de ella durante unos días. También tenemos que tener en cuenta que una mascota conlleva gastos económicos en comida, veterinario y otros cuidados. También tienes que estar preparado para asumir este gasto.

no regalar una mascota por navidad

5. Los animales crecen y, en algunos casos, “decepcionan” o “cansan”

Aunque parezcan muy bonitos cuando son pequeños, las mascotas crecen y desarrollan un carácter. En algunos casos, dejan de ser chiquititos y adorables y se vuelven demasiado grandes, lo que, aunque es algo lógico, hay muchas ocasiones en las que no se prevé y entra en conflicto con nuestro hogar. Otro de los aspectos que más decepciona a las personas es posibles alteraciones en la personalidad de la mascota, que en parte se pueden deber a una falta de adiestramiento y de socialización. Como comentamos en un post sobre la importancia del adiestramiento canino, sobre todo en el caso de los perros, es necesario adiestrar a nuestro perro para mejorar la comunicación con él y lograr que responda a unas pautas de obediencia básicas. En el caso de que adoptemos un animal de una protectora, el compromiso con el animal es todavía mayor, ya que puede haber sufrido malos tratos y haber desarrollado un carácter introvertido o arisco y deberemos de tener dotes extra de paciencia para que confíe en nosotros.

no regalar una mascota cansarse adiestramiento se porta mal

En lugar de regalar, puedes apadrinar una mascota

Por último, nos gustaría recordarte que, si en tu caso o la persona a la que te gustaría regalar una mascota, no os podéis permitir tener un animal de compañía pero os gustaría poder tener contacto con animales y disfrutar de la experiencia de darles y recibir su cariño, existe la posibilidad de apadrinar un animal de compañía en muchas protectoras de todo el país. El apadrinamiento básicamente consiste en una pequeña aportación mensual que asegurará que el animal que apadrines vivirá en las mejores condiciones posibles mientras no es adoptado. A cambio, te permitirán ir a visitarlo siempre que quieras y, en el caso de los perros, podrás sacarlo a dar un paseo. En algunas protectoras, incluso, podrás llevártelo a pasar el día contigo o con tu familia.

Ahora que llega esta época en la que queremos desear felicidad y ser mejores personas, adoptar un animal puede ser un gran regalo que no solo le haga ilusión a la otra persona, sino que será el mejor de los regalos que puedes hacerle a un animal que se merece una oportunidad.

por qué no regalar mascotas por navidad reyes

Desde el equipo de IDEA, ¡queremos desearte una Feliz Navidad y un próspero año 2018!

IDEA, for the future of animals

1 comentario. Dejar nuevo

Tenéis razón en todo lo que decís, si lo tienes ha de ser pensando en la vida que tienes, y si puedes o no cuidarlo. Es como un niño, pero que no habla en tu idioma.
Y en cuanto a los animales “exóticos”, si no tienes un sitio en condiciones para ellos, mejor no tenerlo. Por supuesto, lo mejor para los animales es la Naturaleza, algo que ciertos “ecologistas” que se hacen llamar “verdes”, no lo están haciendo. Entonces, si de verdad eres “verde”, se ha de notar que lo eres. Y si no lo eres, no vayas a ninguna COP20 ni nada parecido, porque te estás engañando a ti mismo… Gracias.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *